lunes, 8 de junio de 2009

Vientos europeos ... II Parte

A partir de los resultados de las elecciones europeas de este fin de semana, es importante consignar algunas cosas en relación al notable crecimiento de la extrema derecha europea. En un marco general de alta abstención electoral, voto sólo el 43,3%, la más baja afluencia fue en Lituania y Eslovaquia con un 15% y un 19% respectivamente.

Se observa un respaldo a los gobiernos de la derecha tradicional (Sarkozy en Francia, Merkel en Alemania, Berlusconi en Italia y Tusk en Polonia) y a la caída de la centro-izquierda de corte "concertacionista" (Gordon Brown en el Reino Unido, Zapatero en España y Faymann en Austria).

En primer lugar, algunos resultados de la extrema derecha:

Austria: Los dos principales partidos de extrema derecha austriaca, "Partido Liberal de Austria" (FPÖ) y la "Unión por el Futuro de Austria" (BZÖ), lograron respectivamente el 13,1% y el 4,7%; en conjunto alcanzan el 17,8%.

Bulgaria: El partido ultra-nacionalista búlgaro "Unión Nacional Ataque", logró el 11,9%. Paralelamente, aun cuando no sea de extrema-derecha, destaca que el partido de la "restauración monarquica", haya alcanzado el 8%.

Dinamarca: El partido de ultra derecha, "Partido del Pueblo Danés", duplicó su votación con respecto a las elecciones de 2004, llegando al 14,9%.

Eslovaquia: Sumando la votación del nacionalista "Movimiento por una Eslovaquia Democrática", que logró el 8,9%, y la del partido xenófobo (anti-húngaro y anti-gitano) "Partido Nacional Eslovaco" SNS, que sumó el 5,55%; la extrema derecha (en la cooalición de gobierno) lograría el 14,45%.

Finlandia
: El partido de extrema derecha "Verdaderos Finlandeses", pasó del o,6% de los votos en 2004 al 9,8%.

Gran Bretaña: Con un 6,5%, el xenófobo "Partido Nacional Británico" (BNP), que busca la salida de la Unión Europea y combatir la inmigración extranjera, por primera vez en la historia logró elegir representantes para el parlamento europeo.

Grecia: En un país tradicionalmente de izquierda, el partido nacionalista de extrema derecha "Concentración Popular Ortodoxa", logró duplicar su anterior votación europea, alcanzando el 7,2%.

Holanda
: El partido xenófobo (anti-islámico) de extrema derecha, "Partido de la Libertad " (PVV) , finalmente logró el 17%.

Hungría: El partido nacionalista, de extrema derecha, "Movimiento por una Hungría Mejor", logró el 14,7%.

Italia
: La extrema derecha (nacionalista, ultra-conservadora, católica, separatista, o neo-fascista), se presentó en al menos 4 listas distintas. La "Lega Nord", actualmente en la coalición de gobierno (y que defiende la idea de la creación de un Estado Padano en el norte de Italia), logró el 10,2% de lo votos. Los otros grupos, "La Destra", "Forza Nuova", "La Fiamma Tricolore", el "Movimiento por las Autonomías", etc., en conjunto lograron el 3,5%. De este modo la extrema derecha italiana se alza con el 13,7%.

Letonia: El partido de ultra-derecha nacionalista, "Unión por la Patria y la Libertad", logró el 7,46%.

Rumania: Recuperándose de la derrota sufrida en 2008, el partido nacionalista de extrema derecha "Partido por la Gran Rumania", habría duplicado su votación, logrando sobre el 8% .


En segundo lugar, algunos ejemplos "contra tendencia", a pesar de la victoria de la centro-derecha en todos ellos:

Alemania: La extrema derecha, representada principalmente por el "Partido Nacionaldemócrata de Alemania" (NPD), junto a otros varios grupos y movimientos pan-germánicos, ultra-conservadores y xenófobos, lograron apenas el 1%.

Francia: Revertiendo la tenencia que lo llevó a la segunda vuelta electoral en 2002, con el 18,86%, el partido nacionalista de Jean Marie Le-Pen (Frente Nacional), logró "solamente" el 6,5%.

Portugal: A pesar de la victoria de la centro derecha sobre los socialistas, casi no hay presencia de la extrema derecha, y se registró un considerable aumentó de la alianza entre comunistas y verdes, llegando al 10,6%.

República Checa: Si bien los resultados favorecen a la centro-derecha, el apoyo a los distintos partidos de extrema derecha en conjunto fue poco más del 1%.

En resumen, de norte sur, de este a oeste, en Europa corren vientos favorables para las velas de la extrema derecha, salvo en aquellos lugares donde la derecha liberal logra inhibir crecimiento, y ello se refleja en los resultados electorales. Algunos de los puntos en que tienden a estar de acuerdo todos estos grupos es el combate a la inmigración, la defensa del nacionalismo, una postura contraria a la Unión Europea, el rescate de las raíces europeas (cristianas, "blancas" y occidentales), y la negativa al ingreso de Turquía en la Unión Europea.

Se aceptan todo tipo de interpretaciones, intentos de explicación ... y reflexiones, a partir de "estos vientos" que cruzan el viejo continente.




2 comentarios:

MEFISTO dijo...

Está como para darse una vueltecita para allá, (cuidese señor Santa Cruz) ja,ja.
"Papi" Berlusconi a pesar de tanto escándalo igual salió renovado, es extraño,pero muchos culpan a la crisis económica por estos resultados, las personas prefieren los discursos proteccionistas,un sistema aún más duro con los inmigrantes o la famosa ola del intercambio de poder, lo que asombra son que los crupúsculos de extrema derecha estén ganando espacio.

Renato dijo...

algunos nombre de los partidos referenciados dan susto...